lunes, 5 de marzo de 2018

Aves rapaces en Quito

Las aves rapaces
Mucha gente se sorprende al escuchar que se puede ver varias especies de rapaces en la ciudad. Los Quilícos o Gallinazos probablemente conoces, pero sabías que hay búhos en el pequeño parque Rumipamba? O halcones en Guápulo?
Las rapaces son aves pertenecientes a dos órdenes (grupos); los Falconiformes, los cuales son diurnos (águilas, halcones, gallinazos, etc.) y los Strigiformes, que son nocturnos (búhos y lechuzas). Las rapaces comen carne; su dieta varía desde mamíferos medianos, hasta caracoles e insectos. Todas las rapaces tienen un pico especializado para desgarrar carne, patas poderosas con garras para coger, matar y llevar su presa, y además tienen una vista muy buena. Algunas tienen la capacidad de cernir (mover las alas sin desplazarse en el aire) para enfocarse en una presa debajo de ellos.
Cuantas veces has visto una rapaz perchada en un árbol y cuantas veces volando o planeando en el cielo? La identificación de las rapaces puede resultar difícil porque la mayoría de las veces se las ve desde abajo, cuando están en el aire.

Para identificar rapaces volando o planeando es útil reconocer las siluetas de los diferentes tipos de rapaces en vuelo.

Image result for siluetas de rapaces
Ejemplo silueta rapaces
Por ejemplo, los halcones tienen alas largas y punteadas y la cola relativamente larga. Los Buteo (gavilanes) tienen alas anchas y redondas para planear, y la cola relativamente corta. Una vez que reconoces la silueta, tienes que enfocarte en los colores de las alas, bandas en la cola etc. para identificar la especie.









Las rapaces en Quito
En Quito y alrededores hay una variedad sorprendente de rapaces. Abajo presento las especies más observadas e interesantes.

Gallinazos y gavilanes
Los Gallinazos Negros (Coragyps atratus) son visitantes frecuentes de basureros, pero también se los ve planeando sobre el Machángara. En el reservorio de Guangopolo (Valle de los Chillos) existe la población más grande de Quito de esta especie: más de 130 de individuos. Esta ave (y todos los gallinazos en general) es muy útil porque come desechos y cadáveres y así evita la transmisión de enfermedades.
           Dos gavilanes habitantes del páramo, el imponente Guarro (Geranoaetus melanoleucus) y el Gavilán Variable (G. polyosoma) a veces bajan de sus tierras frías y se los ve planeando sobre la ciudad.
El barrio Cochapamba (arriba del CC el Bosque) es un buen lugar para ver rapaces cerca de las casas; las especies White-throated hawk (Buteo albigula) y Pale-breasted hawk (Accipiter ventralis) han sido observadas ahí.
A. ventralis en Cochapamba (Edison Ocaña) 














Guarro en el Zoo Quito (José Luis Paucar)
El primero también se ve en el parque Rumipamba y la Carolina, y A. ventralis también en Rumiloma. El muy guapo Parabuteo leucorrhous (negro con rabadilla blanca) puede sorprenderte en Rumiloma y Itchimbia, entre otros. Una rapaz interesante por su comportamiento social, el Gavilán de Harris (Parabuteo unicinctus), aparece en lugares como el Parque Santa Clara, el cañón de San Pedro (Conocoto), Cotocollao y también lo he visto por Orquídeas.
Buteo albigula en Cochapamba
 (Edison Ocaña) 
Lechuzas y búhos
La Lechuza de Campanario (Tyto alba) es un búho común que puedes ver volando por la noche, como un fantasma blanco. Vuela por la Carolina o la Universidad Central, pero seguramente también en otros lugares, como en mi barrio Las Orquídeas. Un búho de ensueño, el Búho Estigio  (Asio stygius) vive en un eucalipto grande en el Parque Rumipamba. Si tienes suerte lo encuentras dormido, pero si no está, por lo menos puedes ver sus egagrópilas (restos de plumas y huesos que los búhos expulsan). El búho más grande del continente, el Cuscungo (Bubo virginianus), ya no vive en el parque del mismo nombre por la autopista Rumiñahui, pero en las cañones del río Chiche entre Cumbaya y Puembo, ingresando por el Chaquiñán.

Cuscungo (Jacobo Quero)
Cuscungo (Jorge Bedoya)
Migratorios
En el reservorio de Cumbayá aterriza a veces el águila pescadora (Pandion haliaetus), una especie migratoria (Septiembre-Abril) del Norte de América. Esta ave tiene la peculiaridad que dos dedos están hacia adelante y dos hacia atrás para transportar los peces que captura. Otra rapaz migratoria, el Broad-winged hawk (Buteo platypterus), descansa en la misma época migratoria en el parque la Carolina, el Jardín Botánico y también en el parque Santa Clara en Sangolquí.

Buteo platypterus en
Jardín Botánico
Águila pescadora (Jorge Bedoya)















Halcones
Para finalizar tenemos los muy apreciados halcones; elegantes y rápidos. Los quilícos (Falco sparverius) -se llaman así por el sonido que producen- se los ve en diferentes espacios semi abiertos, con árboles. Son ágiles y rápidos. El precioso Halcón aplomado (Falco femoralis) fue visto la semana anterior en el parque de Guápulo. Para ver animales espectaculares no necesitas ir lejos: el animal más rápido del planeta, el Halcón Peregrino (Falco peregrinus) también tiene Guápulo y la Floresta como su casa y anida en el museo del agua Yaku en el mes de Junio (en adición, hay individuos migratorios de Norte América en la época migratoria).

Quilico en Quito (Edison Ocaña)

Halcón aplomado (Jacobo Quero)


Halcón peregrino en Quito (Jorge Bedoya)
        Y si tienes mucha, mucha suerte, un Cóndor andino (Vultur gryphus) visitará Quito. Pero no te emociones demasiado y revisa bien la silueta, puede tratarse de un ordinario gallinazo negro, que es mucho más pequeño y no tiene las plumas primarias de las alas como ´dedos´. Para ver esta especie mejor vete al Antisana, donde además podrás ver muchas otras especies de rapaces. 

Bienvenidos al mundo de las rapaces!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario